Make your own free website on Tripod.com

logojpip001.jpg

El caso de la Isla en la UNO
~Entrada~
~Galerías de Fotos~
~Independencia~
~Noticias~
~Envía tus comentarios~
~Ambiente y Reciclaje ~
~Joven únete~
~Cultura~
~Poesía a la Patria~
~Encantos de Puerto Rico~
Artículos y ponencias
~Enlaces~
~Contáctenos~
Próceres

Impulsado el caso de la isla en la ONU

Por: José A. Delgado
El Nuevo Día
29 de abril de 2006

WASHINGTON – El papel del Comité de Descolonización de las Naciones Unidas en el debate del caso político de Puerto Rico pudiera cobrar mayor importancia si le otorga relevancia a la admisión del Ejecutivo federal de que Estados Unidos nunca ha pretendido reducir su poder para cambiar unilateralmente el status de la Isla.

“El Comité de Descolonización debe tomar nota de esa admisión de culpabilidad”, indicó ayer el presidente ejecutivo del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Fernando Martín, al señalar que lo ideal sería que esa comisión recomiende a la Asamblea General de las Naciones Unidas que retome la consideración formal del caso político de Puerto Rico.

El Comité de Descolonización de la ONU tiene previsto debatir el caso de Puerto Rico el próximo 12 de junio y esta vez se topará con la admisión más inequívoca del Gobierno federal de que el status colonial de la Isla nunca ha pretendido ser alterado, desde la invasión de 1898.

Por un lado, el informe de un grupo interagencial de la Casa Blanca -publicado en diciembre pasado-, sobre el futuro político de Puerto Rico mantiene que la Isla nunca ha dejado de ser un territorio sujeto a los poderes plenarios del Congreso federal. Y al declarar el jueves ante el Congreso, el copresidente de ese grupo interagencial, Kevin Marshall, afirmó que Estados Unidos nunca le expresó a la ONU que la adopción de la Constitución del Estado Libre Asociado pudiera disminuir el poder del Congreso sobre la Isla, que incluye la posibilidad de cambiar el status de forma unilateral o ceder Puerto Rico a otro país.

“El (entonces) Gobernador de Puerto Rico (Luis Muñoz Marín) nos pidió solicitar a la ONU que Estados Unidos dejara de presentar informes sobre Puerto Rico, porque Puerto Rico había alcanzado el gobierno propio. El presidente (Dwight Eisenhower) hizo eso (en 1953). En esa petición no establecimos que el status y el sistema de Puerto Rico no podía ser alterado. Conozco de una declaración previa de nuestro embajador en Naciones Unidas que sugiere eso, pero esa no fue nuestra petición oficial a la ONU”, indicó Marshall.

Anteriormente, el Comité de Descolonización ha expresado su esperanza de que el caso regrese ante la Asamblea General de la ONU, que en 1953 permitió que Estados Unidos dejase de rendir informes sobre la situación política de Puerto Rico.

Esta vez, según Martín, lo ideal es que haya una recomendación formal para que el caso retorne a la Asamblea General, más aún cuando Estados Unidos ha dejado de objetar las resoluciones que se presentan y se aprueban -últimamente por consenso- en el Comité de Descolonización en favor de la libre determinación e independencia de Puerto Rico.

“Estados Unidos tiene que rendir cuentas. Hay que elevar la presión. El Gobierno de Puerto Rico debe promover que la comunidad internacional confronte a (Estados Unidos) con sus contradicciones”, comentó, por su parte, el abogado Luis Vega Ramos, del Movimiento Autonomista Socialdemócrata (MAS), quien quisiera que el gobierno de Aníbal Acevedo Vilá promoviera la intervención formal de la Asamblea General de la ONU en este debate.

La Junta de Gobierno del Partido Popular Democrático (PPD) aprobó en enero pasado denunciar ante las Naciones Unidas el informe del grupo interagencial de la Casa Blanca. Pero, el gobernador Acevedo Vilá, como jefe del Ejecutivo de Puerto Rico, no tiene previsto, en este momento, declarar ante el Comité de Descolonización.

“Sabemos que la posición de Marshall y el informe (del grupo interagencial) puede cambiar el tono de la presentación que haga Cuba ante el Comité y se lo hemos advertido al Departamento de Estado de Estados Unidos. Basado en la presentación de Marshall, Estados Unidos tiene unos problemas de inconsistencias, por los disparates que han dicho”, indicó Eduardo Bhatia, representante de Acevedo Vilá en Washington y director ejecutivo de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico (PRFAA).

De todos modos, el congresista puertorriqueño José Serrano, demócrata por Nueva York y quien es miembro del comité de la Cámara baja federal que lidia con las asignaciones del Gobierno federal a la ONU, le ve pocas posibilidades a que el debate retorne a la Asamblea General de Naciones Unidas.

“Mientras Estados Unidos cargue con la mayoría de los gastos de la ONU va ser más dificil contradecirle en un tema delicado… que no alcanza la magnitud (en la comunidad internacional) que tiene, por ejemplo, el caso de Irak”, afirmó Serrano.

 

~Volver a Noticias~